LOS ABDOMINALES HIPOPRESIVOS EN EL POSTPARTO

Los abdominales hipopresivos en el postparto son un novedoso método que tiene como finalidad lograr un vientre plano. Reduce la cintura pues consigue contraer la faja abdominal de forma involuntaria. Se fortalece el suelo pélvico, mejorando el reequilibrio visceral. Además, es una excelente técnica postparto, previene hernias y mejora la función respiratoria.

La presión abdominal en sentido ascendente que se induce, permite que la vejiga, recto. En las mujeres, el útero se recoloquen facilmente en su lugar.

Está especialmente indicado después del embarazo y en problemas de incontinencia urinaria, tanto en mujeres como hombres.

El postparto es un período determinante para el futuro ginecológico urinario de la mujer. La joven mamá encuentra rápidamente actividades normales que la sitúan a tener una posición vertical prolongada y con carga. Esto produce un periné debilitado que debe sin embargo cicatrizar en buenas condiciones para evitar secuelas irreversibles. Pueden incluso agravar futuros embarazos. La protección del periné es pues, una tarea terapéutica postparto. Se debe seguir tres ejes: periné – esfinter, pelvi – raquídeo y abdominal. Este último le permite a las mujeres eliminar el hipotono abdominal debido al embarazo. Así se encuentra una silueta afinada. Los abdominales hipopresivos alían un trabajo perineal y abdominal podrían son interesantes en el postparto.

¿QUÉ OCURRE EN TU EMBARAZO?

El útero reposa en la vejiga y estos dos órganos son mantenidos los ligamentos utéro-sagrados y redondos. En el momento del embarazo el útero aumenta en volumen. Se estiran mucho estos ligamentos y hace presión sobre la vejiga. Esta presión se refleja sobre el periné.

Fuera del momento del embarazo hay una disminución de la fuerza y de la resistencia muscular. Este aumento de presión y disminución de fuerza muscular debilitan el suelo pelviano. No puede más efectuar correctamente su papel en la continencia durante el postparto.

LA IMPORTANCIA DE LA MUSCULATURA ABDOMINAL

Los músculos de la cintura abdominal están más estirados en el momento del embarazo. Son el recto del abdomen y el transverso. El recto del abdomen puede alargarse de cinco a quince centímetros. Este alargamiento puede acompañarse de un diastasis en el 66 {fc1126a31eeda1c2891556f749e8c6c090566aa1fa749abd1e74cb27080a7293} de los casos. Nos concentraremos sobre la anatomía y la fisiología femenina afectada en el postparto y que se buscará mejorar con los abdominales hipopresivos.

El periné es un conjunto de músculos alargados entre la sínfisis pubica y el cóccix, y entre los dos isquiones. Forma la pared inferior del arco abdominal. El periné está constituido por tres planos musculares:

  • Plano profundo: músculo elevador del ano constituido por dos haces. El ilio-coccigeo y el pubo-coccigeo, que rodean la vagina y la uretra.
  • Plano medio: el músculo transverso profundo va de la rama inferior del pubis. Se inserta sobre las paredes laterales de la vagina y el centro tendinoso del periné. El esfínter externo de la uretra es una división del músculo transverso profundo.
  • Plano superficial: el músculo bulbo-esponjoso cierra la apertura vaginal. Estos músculos son atravesados por la uretra, la vagina y el recto que pasa por dos hiatos. Se divide en urogenital adelante y anal atrás.

Inervación: todos los músculos de los diferentes planos son inervados por el nervio pudendo que proviene del plexo sacro (S2-S4). Este nervio es motor y sensitivo porque inerva también los órganos sexuales y la región uro-génito-anal.

CÓMO ES TU PARTO

El feto empujado adelante por las contracciones uterinas viene para apretar el suelo pelviano maternal.

En el momento de la expulsión, el feto atraviesa la hendidura urogenital rodeada por el músculo transverso profundo y el haz pubo-rectal del elevador del ano en profundidad además del ostium vaginal rodeado por el bulbo-esponjoso. Estos músculos inicialmente apretados alrededor de la vagina se relajan para dejar pasar el feto del que están la cabeza a un perímetro de 32 a 36cm.

Estiramiento, más lesivo que el primero, y más o menos prolongado según la duración de la expulsión. Podemos asimilar estas lesiones a elongaciones o rasgones musculares en los casos más graves. El paso por el perineo puede ser muy difícil (diámetro de la cabeza demasiado grande o periné hipertónico). En este caso se utilizarán ciertos instrumentos. Un ejemplo es el fórceps y las ventosas (respiraderos). Sin embargo la instrumentación del parto aumenta el riesgo de incontinencia urinaria y anal. El médico puede también realizar una pequeña incisión mediana u oblicua entre el ostium vaginal y el ano. Todo a nivel del núcleo fibroso central del periné.

La lesión durante el parto del transverso profundo y pubo-rectal podrá provocar una incontinencia urinaria postparto. En Pozuelo y Aravaca el 30 {fc1126a31eeda1c2891556f749e8c6c090566aa1fa749abd1e74cb27080a7293} de las mujeres que viene para dar la luz declaran ser incontinentes. De esta forma, buscan un tratamiento como los abdominales hipopresivos.

Efectos del postparto

La continencia para los Abdominales hipopresivos

La vejiga por sus características (órgano hueco que posee un esfínter) es un elemento que permite la continencia. Esta función es completada por las fibras musculares lisas de la pared de la uretra. En efecto, en el momento de la fase de relleno de la vejiga, la presión vesical aumenta. La presión uretral, inicialmente superior a la presión vesical, aumenta también, Todo gracias a la contracción de las fibras lisas de la uretra. Siempre con el fin de que la orina no se diriga hacia un medio de presión más débil. La contracción refleja del elevador del ano comprime la vagina contra la uretra. La uretra al mismo tiempo lo hace contra el ligamento transverso del periné, que es una estructura rígida. De esta forma la orina no puede fluir. Este fenómeno es llamado como teoría de la hamaca de DeLancey y es muy destacable en los abdominales hipopresivos.

La incontinencia del Postparto

Este término en el Postparto se define como una pérdida involuntaria de orina a través de una uretra sana que resulta de una disfunción del equilibrio vésico-esfinter. La obesidad, el embarazo, la práctica de deporte violento (cama elástica, halterofilia), el estreñimiento crónico, etc. Existen diferentes tipos de incontinencias:

  • Incontinencia urinaria al esfuerzo. Huida (escape) involuntaria de orina que sobreviene en el momento de un esfuerzo físico, en el momento de una tos o en el momento de un estornudo. La resistencia uretral es más débil que el aumento de presión intra-abdominal transmitido a la vejiga, la contracción del esfínter uretral no puede retener las orinas en la vejiga.
  • Incontinencia urinaria por urgencia. Huida (escape) involuntaria de orina precedida por una necesidad imperiosa e imposible de diferir. Esta necesidad proviene de contracciones no inhibidas de la vejiga durante la fase de relleno. Además aumentan la presión intra-vesical más allá de 10mmHg durante más de diez segundos.
  • Incontinencia mixta. Huidas(escapes) urinarias aparecen en el esfuerzo.

ABDOMINALES HIPOPRESIVOS EN POZUELO

Los abdominales hipopresivos están basados en la sinergia abdomino-pelvica asociada con la espiración y la integración de mensajes proprioceptivos. En práctica esto se traduce por el mantenimiento de una postura en apnea expiratoria asociada con un bloqueo perineal y con un vientrehacia dentro. Marcelo Caufriez aconseja la práctica de este género de ejercicio postparto en sustitución a los abdominales clásicos. Tiene el fin de luchar contra el hipotono abdominal ineficaz sobre la musculatura perineal.

Con todas las jóvenes mamás después del postparto, el ginecólogo evalua entre otras cosas la fuerza perineal pero también el tono del periné. El interrogatorio busca la presencia de huidas (escapes) urinarias.

El concepto de gimnasia abdominal hipopresiva responde a los criterios de reeducación postparto. Permite encargarse del paciente según un eje periné – esfinter gracias a las contracciones perineales previamente pedidas antes de la contracción abdominal. También está basado sobre las posturas en autoengrandecimiento, y la utilización de una respiración abdomino – diafragmática que se corresponde a los dos últimos ejes: pelvi-raquídeo y abdominal. Esta herramienta permite a la mujer recuperar un periné tónico practicando ejercicios de gimnasia con vistas a recuperar una silueta afinada. Esto podría traer a una recuperación progresiva al deporte según las diferentes modalidades de protección del periné.

POSTPARTO

El Postparto es el período que va desde el parto al estado normal del cuerpo. Puede durar de cuatro semanas a un año. Al nivel homéostatico, le permite la reorganización hormonal con vistas a la lactancia o de una vuelta al estado preparto. Si la madre amamanta a su bebé, la secreción de prolactina que estimula la lactancia inhibe la secreción de estrógeno Esta hormona es necesaria para la reconstrucción del tejido conjuntivo perineal. La cicatrización del periné y de los ligamentos será superior al período fisiológico de recuperación Este va de diez a quince días. Será pues un elemento que importará tomar en consideración en el momento de los abdominales hipopresivos. A nivel anatómico, el útero repite su forma y su posición inicial antes del postparto.

Los ligamentos están distendidos y parcialmente pueden retener sólo su bajada. El periné debilitado por el parto debe sostener las vísceras pelvicas con una ayuda parcial de las estructuras ligamentosas. La diastasis del recto del abdomen del postparto a menudo se traduce por un hipotono abdominal que modifica la estática postural. Además de la gestión de las presiones intra-abdominales. En efecto la presión intra-abdominal inicialmente es baja: 3 mmHg pero puede considerablemente aumentar (hasta 200mmHg) en el momento de la tos o en el momento del estornudo. Estas variaciones de fuerzas son administradas por las paredes del arco abdominal: suelo pelvico abajo, diafragma arriba, abdominales adelante.

 

LA MODIFICACIÓN MUSCULAR EN LOS ABDOMINALES HIPOPRESIVOS

Estas modificaciones corporales (incontinencia e hipotono abdominal) tienen un impacto negativo sobre la calidad de vida de las jóvenes mamás. Degradación de la imagen corporal, disminución de las actividades de ocio, etc. La recuperación de la función de continencia es un elemento importante en el mejoramiento de su calidad de vida. La reeducación perineal y los abdominales hipopresivos tienen toda su importancia en el postparto.

TIPOS DE REEDUCACIÓN PERINEAL

En los abdominales hipopresivos se le pide realizar series de contracción del elevador del ano a lo largo del día, en diferentes posiciones.

El biofeedback: una sonda vaginal, a captadores de contacto o de presión, es utilizada para captar la contracción del elevador del ano. Se retranscribe esta información sobre una pantalla en forma de curva. La electrostimulación es utilizada sobre todo hoy cuando una paciente presenta un déficit de fuerza del elevador. Débil o muy fatigable. Existen diferentes protocolos según los síntomas presentados por la paciente. Incontinencia de esfuerzo o por urgencia. Todas estas técnicas deben acabar en un tono perineal correcto. Sin embargo, las recomendaciones no dan valores cifrados. Además, fuera de la fisioterapia, estos valores son necesarios para el seguimiento del paciente.

Se considera que un tono perineal es correcto, y que un periné es tónico si alcanza la cotización 4. Es cuando esta cotización padece las contracciones perineales y son bastante fuertes como para cerrar la uretra e impedir una huida (escape).

Periné fortalecido en abdominales hipopresivos

REEDUCACION PERINEAL

Hoy, en Pozuelo y Aravaca, la reeducación perineal y los abdominales hipopresivos pertenecen al campo de la fisioterapia. Las recomendaciones no precisan la utilización de una técnica en particular sino el empleo simultáneo de diferentes técnicas. Siempre según tres ejes: periné – esfinter, pelvi-raquídeo y abdominal. Debe permitir al paciente recuperar un periné indoloro y un tono perineal correcto. También debe permitir un bloqueo del perineo en el momento de los esfuerzos. La Asociación europea de Urología recomienda el reentrenamiento de los músculos perineales Los abdominales hipopresivos como otras técnicas son la primera línea de conducta de fisioterapia. Es la encargada de una incontinencia urinaria de esfuerzo. Esta recomendación es clasificada por grado A. El grado A representa el grado más alto de recomendación, basado en el estudio de ensayos clínicos.

En nuestra clinica de Pozuelo y Aravaca, el trabajo manual le permite al fisioterapeuta apreciar la calidad del periné. Puede haber cicatriz debida a un rasgón o una hipertonia muscular. Le permite también al paciente darse cuenta del músculo que hay que contraer. No siempre es conocido y fácil de efectuar. En el momento de una primera tentativa, el 30 {fc1126a31eeda1c2891556f749e8c6c090566aa1fa749abd1e74cb27080a7293} de las pacientes tienen dificultades para efectuar una contracción correcta en los abdominales hipopresivos.