Método Bobath como Fisioterapia Neurológica



El enfoque de sistemas para el control del motor proporciona la base de la fisioterapia neurológica y el método Bobath. La teoría de sistemas está basada en la obra de Bernstein.

Bernstein reconoció que era importante tener una comprensión de las características del sistema de movimiento. También las fuerzas internas y externas que actúan sobre el cuerpo, con el fin de desarrollar una comprensión del control neural de la circulación.

Desde un punto de vista biomecánico, consideraba importante los grados de movilidad. Proporcionados por las numerosas articulaciones del cuerpo y el control.

Todo ello necesario para que pudiesen trabajar juntos como un unidad funcional. Bernstein consideraba que el control de movimiento integrado se distribuye a lo largo de muchos sistemas que interactúan trabajando cooperativamente. Afirmó que la coordinación de movimiento es el proceso de dominar los grados de libertad del organismo en movimiento.

Así se reconoce la importancia de la estabilidad y el control en movimiento. Describió cómo los músculos pueden trabajar en sinergia para ayudar a resolver este problema de movimiento, tal como el control postural y la locomoción. Shumway-Cook y Woollacott expanden la teoría de Bernstein para describir el enfoque de sistemas. Destacan el método Bobath.

Aquí el comportamiento motor humano se basa en una continua interacción entre el individuo, la tarea y el medio ambiente. El método Bobath describe el movimiento como el resultado de una interacción dinámica entre los sistemas de percepción, la cognición y la acción.

Además ponen de relieve la capacidad del sistema nervioso central para recibir, integrar y responder al medio ambiente para lograr un objetivo motor. Muchos de los sistemas y subsistemas trabajan en cooperación para la integración del movimiento en función. Trabajan jerárquicamente mediante vías ascendentes y a través del procesamiento distribuido en paralelo.

Además muchas estructuras del cerebro procesan la misma información al mismo tiempo.



¿Cómo trabaja tu sistema nervioso?

El sistema nervioso utiliza un cambio de enfoque de control en función biomecánica, e influye en el estado neuroanatómico y ambiental.

Es la teoría del enfoque de sistemas para el control del motor que constituye la base de los principios subyacentes de la evaluación y el tratamiento de fisioterapia neurológica comprendidas dentro el método Bobath contemporáneo.

El método Bobath considera que el motor control se basa en un sistema nervioso de trabajo tanto jerárquicamente como paralelamente distribuida, el procesamiento de varios niveles, entre muchos sistemas y subsistemas la participación de múltiples entradas, y con la modulación en un número de niveles dentro de este procesamiento.

Se ve el potencial para la plasticidad como base de desarrollo, aprendizaje y la recuperación dentro de los sistemas nerviosos y musculares.

La plasticidad de una estructura es su capacidad para mostrar modificación o cambio motor, el aprendizaje es el cambio permanente en el rendimiento del motor de un individuo traído como resultado de la práctica.

Las estructuras que que deben tenerse en cuenta durante el aprendizaje motor son la plasticidad neuronal y la plasticidad muscular.

La capacidad del sistema nervioso para el cambio se demuestra en los niños durante el desarrollo de los circuitos neuronales, y en el cerebro adulto, durante el aprendizaje de nuevas habilidades, el establecimiento de nuevos recuerdos, y respondiendo a las lesiones durante toda la vida.

La modificación de la función de los nervios en la madurez parece basarse principalmente en el cuidado y en los cambios regulados en la fuerza de las sinapsis existentes.



Siempre es importante aprender

El aprendizaje es una actividad con sinapsis y circuitos específicos, y puede modificarse con la transmisión sináptica siendo ya sea facilitado (reforzado) o deprimido (debilitado).

Estos los cambios a corto plazo donde la eficacia de la transmisión de la sinapsis se debe a la modificación de proteínas sinápticas, que pueden durar hasta un minuto. Para que ocurra el aprendizaje motor necesitan ser reforzados estos cambios a corto plazo para promover más significativas modificaciones celulares y moleculares cativas.

Los cambios duran días, semanas, meses e incluso años, lo que demuestra arrastre en un rendimiento del motor y el aprendizaje, requiere la síntesis de nuevas proteínas y cambios en la expresión génica, que dirige el cambio en circuitos sinápticos y localizada formación de nuevas terminales de los axones y procesos dendríticas.



El método Bobath puede modificar tu sistema neuronal

Estas modificaciones pueden fortalecer la sinapsis mediante la potenciación a largo plazo o pueden debilitar la sinapsis por la depresión a largo plazo.

Es el fortalecimiento de algunas sinapsis y circuitos sobre las demás lo que permite refinamiento de una habilidad motora o rendimiento para permitir su transferencia de un día al siguiente.

El sistema neuromuscular y nervioso puede adaptarse y cambiar su organización estructural en respuesta a la información, tanto intrínseca como extrínseca.

La manipulación de esta información se puede efectuar directamente con un cambio en la estructural organización del sistema nervioso a través de la suma espacial y temporal y la facilitación de la inhibición pre y post-sináptica.

Si se presentan dos o más estímulos y se refuerzan juntos, se puede producir el aprendizaje asociativo. esto permite relaciones con estímulos para predecir y pueden vincular dos aspectos de la conducta motora que ocurren al mismo tiempo, tales como la cadera y la rodilla en extensión a través de la postura en la marcha.



El sistema nervioso en el tratamiento Bobath

Las conexiones neuronales corticales se fortalecen y se remodelan por nuestras experiencias. Hay una relación directa entre la forma molecular de los nervios y el rendimiento funcional.

El sistema nervioso está experimenta continuamente modificaciones en base a su experiencia, y son éstas las modificaciones que luego apoyan su papel en el logro eficiente y objetivos funcionales eficaces en una variedad de entornos.

Cualquier lesión cerebral adquirida resultará en la muerte celular neuronal posterior, interrupción de sus proyecciones axonales y potencial cascada de degeneración para comunicar.

El impacto de la lesión tiene en el motor función de control y dependerá de la ubicación y el tamaño de la lesión.

El modelo de neuroplasticidad proporciona evidencia de que el cerebro responde a la lesión por reorganización y adaptación encaminado a restaurar la función.

Hay tres fenómenos de plasticidad que se producen en el sistema nervioso después de una lesión que facilitan la reorganización estructural y funcional. Estos son hipersensibilidad, creación y desenmascaramiento de sinapsis silenciosas (latentes).

La hipersensibilidad se produce cuando hay una pérdida de las aportaciones de los demás regiones del cerebro. Un aumento de la liberación de una sustancia transmisora causa un elevada respuesta a la estimulación



Existen sinapsis silenciosas en la fisioterapia neurológica

El desenmascaramiento de sinapsis silenciosas se produce cuando se accede a las neuronas que no funcionan para formar nuevas conexiones. Los cambios dentro de la estructura del sistema nervioso puede ser organizados o desorganizados, que pueden promover o ser perjudiciales a la recuperación.

Hay áreas de representación cortical que se han encontrado para ser modificados por la entrada sensorial, la experiencia y el aprendizaje, así como en respuesta a la lesión cerebral.

Cambios corticales tras la lesión incluyen la pérdida específica sensoromotora funcional y la representación con consecuencias físicas y funcionales directas.

Aunque no totalmente reversibles, se han realizado numerosos hallazgos que demuestran la plasticidad y reasignación después de una lesión cortical. Cuando la representación de un zona no se ha perdido, la representación de los tejidos peri-infarto y zonas en comunicación axonal con la zona lesionada, a través de brotes axonales, ha encontrado para asumir la representación y, por tanto, función de la zona lesionada.

La reorganización se ha visto en las áreas de la corteza visual que se asocia con las tareas táctiles en sujetos ciegos que leer Braille. Los cambios observados tras lesiones periféricas se basan en la respuesta cortical a los cambios de entrada que puede ya sea mejorar o empeorar.

Tales como reasignación en los sujetos después de una amputación o anestesia selectiva, donde hay una reducción de la representación de la zona afectada y un aumento de la representación de áreas adyacentes dentro de la corteza. El método Bobath explora este potencial de reorganización cortical a través de la selectiva entrada aferente para optimizar la representación interna y control de movimiento.

El entrenamiento motor selectivo o la manipulación de la tarea, el medio ambiente, o los aspectos del individuo como parte del movimiento de reducación.



El sistema somatosensorial

Las actividades motoras que requieren precisión y coordinación temporal de los músculos. Bayona describe la consecuencia del sistema motor como “usarlo o perderlo”.

El sistema somatosensorial del cerebro es “estimular o perderlo”. Ambos son esenciales consideraciones en el método Bobath y la plasticidad muscular. Al igual que la neuroplasticidad, la capacidad de adaptación de los músculos ha sido ampliamente investigada. El músculo esquelético es uno de los tejidos más plástico en el cuerpo humano.

Prácticamente todos los aspectos estructurales del músculo, tales como su arquitectura, la expresión génica, la distribución de tipo fibra, el número y la distribución de la alfa unidades de motor y placas terminales de motor, número de sarcómeros, la longitud del tendón, la densidad capilar y la masa muscular, tienen el potencial para el cambio con el estímulo apropiado.

El músculo esquelético puede ser ya sea acondicionado o tiene condición física en función de las demandas que se plantearon en el músculo, y estos pueden influir propiedades tales como la resistencia, la velocidad y la resistencia de la muscular.



Remodelación de las fibras musculares

La gama de fibras musculares permite el papel y la función diversa muscular necesaria para apoyar el movimiento humano.

Es la adaptabilidad de las proteínas y el diseño de los sarcómeros que proporciona la base para el modelado y remodelación de un amplio espectro de diferentes tipos de fibra para que coincidan los requisitos específicos y exigencias funcionales alteradas. El músculo es impulsado por la actividad neural y factores mecánicos, una combinación de estiramiento y de actividad.

Los estudios han demostrado que con un aumento de la demanda hay un cambio rápido de fibras. También un aumento en el tamaño y el número de mitocondrias. Además de un aumento de la densidad capilar con una hipertrofia general del músculo.

Con exigencias reducidas o desuso hay pérdida de masa muscular debido a la disminución de la síntesis de proteínas. Esta atrofia es más rápida oxidativa y postural, y los músculos biaxiales presentan una lentitud en el cambio en fibra tipo y una reducción en la densidad capilar.

Los músculos inmovilizados en una posición acortada pierden sarcómeros, aumentando en longitud para maximizar la tensión en esta posición acortada. Las lesiones neurológicas y los cambios neuroplásticos resultantes tienen un significativo impacto en las demandas puestas sobre el músculo.

Las etapas iniciales muestran una incapacidad para lograr la ejecución de un comando voluntario y dejan el músculo en una posición de inactividad e inmovilidad. Los músculos pueden recibir un aumento o pérdida del tono y su placa de extremo del motor.

Lo que conducirá una compleja combinación de acondicionamiento y falta de condición física.



Cómo es el método Bobath

El método Bobath involucra al paciente sensorialmente y perceptualmente, y trata comportamientos de adaptación, así como sus problemas motores, con fisioterapia neurológica adaptada a la las necesidades individuales del paciente.

En el El método Bobath en nuetra clínica de Pozuelo y Aravaca explora como un proceso interactivo. Es esencial para el fisioterapeuta ser experto en el análisis del movimiento y tener una comprensión de los componentes de movimiento humano. Es la aplicación de los conocimientos de el control motor y el movimiento humano.

También la neurofisiología y el aprendizaje motor que promueve la especificidad. Además la individualidad en la evaluación y tratamiento de fisioterapia neurológica de un individuo para optimizar la función. Cada paciente es evaluado en términos de su lesión y el potencial para maximizar su eficiencia de movimiento.

El tratamiento en la clínica de Pozuelo y Aravaca no se puede predecir, estereotipado o repetitivo, debe adaptarse a las cambiantes respuestas del individuo.

El método Bobath está orientado y es específico, y trata de modificar y construir tanto dentro (propioceptiva) como fuera (exteroceptiva). El ambiente interno en el que el sistema nervioso. Por lo tanto, el individuo puede funcionar eficientemente y eficazmente.

El método Bobath es una interacción entre el fisioterapeuta y el paciente, donde la facilitación conduce a una mejor función.

El papel del fisioterapeuta en Pozuelo es enseñar los movimientos y hacer posible el movimiento mediante la utilización del medio ambiente y la tarea apropiada.



Cómo es el tratamiento Bobath en clínica Fisiosanté

El tratamiento está dirigido a mejorar la eficiencia de la compensación de movimiento después de una lesión de la NMS. La rehabilitación es un proceso para aprender a recuperar el control del motor y no debe ser la promoción de la indemnización que puede ocurrir de forma natural como resultado de una lesión.

La fisioterapia neurológica es un proceso interactivo entre el individuo, la tarea y el medio ambiente. El individuo se evalúa en términos del total funcionamiento en entornos cambiantes, y el proceso de intervención es individualizado a sus necesidades biopsicosociales.

La fisioterapia neurológica aborda el sistema neuro-muscular, la médula espinal y los centros superiores para cambiar el rendimiento del motor, teniendo en cuenta la neuroplasticidad, un sistema nervioso interactivo y la individual expresión de movimiento.

El método Bobath dirige la fisioterapia neurológica para superar la debilidad del impulso neuronal después de una lesión de la NMS a través de la activación selectiva de los receptores cutáneos y musculares.

La terapia temprana reducirá la pérdida secundaria de tejido cortical y permitir así mayores posibilidades de recuperación. Los fisioterapeutas necesitan estar al tanto de los principios de aprendizaje motor: participación activa, oportunidades para la práctica y metas significativas.



El objetico es recuperar la capacidad de movimiento

El énfasis en fisioterapia neurológica es en la participación activa del paciente, tanto de forma automática o una volitiva base, o para una combinación de ambos.

Los movimientos deben ser propiedad del paciente y ser experimentados en última instancia, sin la manipulación del fisioterapeuta del método Bobath. Para aprender o volver a aprender a moverse es necesario que haya la oportunidad de practicar.

Tan pronto como los pacientes son capaces de practicar aspectos de movimiento con la actividad adecuada, esto se fomenta como parte de su rehabilitación programada.

La decisión de utilizar una parte o la práctica de tareas conjunto es selectiva y depende tanto de la tarea y el individuo. Si la eficiencia en el motor habilidad es inadecuada, el terapeuta puede mirar componentes de movimiento para mejorar la habilidad.

La repetición es importante en la consolidación de control del motor, pero no lo hace significativo de la misma manera cada vez; Repetición y sin repetición. Como parte del proceso de rehabilitación, el fisioterapeuta en nuestra clínica de Pozuelo, considera la gestión de las 24 horas del paciente.

Los pacientes deben recibir asesoramiento y orientación sobre el movimiento y la función. Siempre para los períodos entre sesiones de fisioterapia, con el fin de lograr traspasos.

Aspectos preventivos y de promoción de la fisioterapia deben ser abordados de manera continua. Debe tener en cuenta las cuestiones de física y cardiovascular en estado de forma.

La fisioterapia neurológica del método Bobath está dirigido a prevenir el establecimiento de la espasticidad y la maximización de la función residual.

Los fisioterapeutas no normalizan el tono pero pueden influenciar en la hipertonía a un nivel no-neural, influir en la longitud muscular y el rango.



El fisioterapeuta Bobath en clínica Fisiosanté

En la fisioterapia neurológica se puede lograr el tono de reducción en un número de maneras diferentes. Tales como la movilización de los músculos y de las articulaciones, estiramiento del músculo, la práctica de los patrones de movimiento más normales.

Los fisioterapeutas trabajan para mejorar el movimiento, no para normalizar el tono. La debilidad siempre subyace la presentación de reacciones asociadas.

Los pacientes pueden usar reacciones asociadas como una forma patológica de fijación postural cuando la estabilidad no puede establecerse. Los fisioterapeutas buscan el efecto causal de las reacciones asociadas en lugar de simplemente cambiar el patrón producido por la reacción asociada.

Las reacciones asociadas son cambiantes y se puede utilizar como un indicador de eficiencia de control motor, esfuerzo o del paciente complejidad de movimiento o la ansiedad.

Todo esto puede guiar al fisioterapeuta en la clínica de Pozuelo y Aravaca la toma de decisiones. El objetivo es controlar en lugar de inhibir las reacciones asociadas.

Una preocupación principal del método Bobath es la activación del paciente para superar hipotonía postural.

En la fisioterapia neurológica hay una necesidad de abordar el problema de un capacidad específica del individuo. Así se crea el tono contra la gravedad para la postura.



Siempre es importante el control postural

No puede haber muchas razones que no sean sólo los problemas de motor que pueden influenciar en la postura. También para mantener el equilibrio. De esta forma se lucha contra problemas sensoriales y perceptuales.

Movimientos selectivos de la tronco y las extremidades, tanto concéntrica y excéntrica, son interdependientes e interactivos con un mecanismo de control de la postura. Por lo tanto, la recuperación del movimiento selectivo es un requisito previo para el control postural eficiente, la alineación y la función.

El equilibrio en un individuo se logra a través de la mejora de su orientación y estabilidad en relación con el control postural. Puede haber un elemento de control consciente sobre el tono muscular.

Sin embargo, el objetivo es que el paciente desarrolle el control de su equilibrio y el movimiento en forma automática. Todo con el fin de iniciar y controlar los movimientos funcionales.

Se reconoce que algunos movimientos pueden tiene que ser cognitivo. Tales como algunas de las actividades de manipulación de la mano. También durante el aprendizaje de los movimientos dirigidos a un objetivo.

Sin embargo, un individuo que tiene que pensar acerca de su equilibrio será incapaz de llevar a cabo cualquier otra actividad al mismo tiempo.

Un objetivo clave de la intervención de tratamiento es optimizar la postura y dar estrategias de movimiento. Siempre con el fin de mejorar la eficiencia y maximizar al paciente la capacidad de interactuar.



La preferencia sensorial es esencial

Los sistemas sensoriales proporcionan información esencial tanto sobre el interior y exterior, entornos en los que se basa el movimiento hábil y refinado. En última instancia, en la fisioterapia neurológica, el objetivo es volver a educar el propio sistema de referencia interno del paciente.

De esta forma se proporciona entrada aferente precisa. Se da al paciente la mejor oportunidad de ser eficiente, específico y tener opciones de movimiento.

En algunas etapas de la adquisición de habilidades, referenciación somatosensorial puede enfatizar sobre la retroalimentación verbal o visual. Este cambio de prioridad sensorial es esencial para reducir las estrategias de compensación.

Tal fijación como visual, y desafía al paciente a utilizar estrategias sensoriales más apropiadas para la tarea. Control postural, equilibrio y estereognosis.

El movimiento voluntario es una de las formas más poderosas de estimulación sensorial en el que es más refinado el movimiento que se puede construir. Los músculos necesitan actividad suficiente para generar la fuerza para la acción y como parte de tratamiento del método Bobath.

Es importante para crear la longitud y el cumplimiento apropiado tanto los músculos y los tejidos blandos. Para así tener suficiente amplitud articular como para lograr la necesaria componentes de movimiento funcional.

También es esencial para lograr la adecuada longitud de la activación muscular eficiente.



En Bobath se busca el equilibrio muscular

La optimización de la longitud del músculo debe incorporar la compleja relación de los componentes de estabilidad y movilidad para la tarea. Para lograr el equilibrio muscular apropiado para la función, la fisioterapia neurológica del método Bobath puede requerir el entrenamiento de fuerza selectiva y específica.

El peso corporal y la gravedad se pueden utilizar para fortalecer los músculos, así como ejercicios de resistencia. Técnicas de manejo de los fisioterapeutas tienen por objeto proporcionar al paciente el control sobre aspectos de su estabilidad y alineación, y guiarlos para alcanzar más patrones de movimiento eficiente.

Dentro de la fisioterapia neurológica hay un énfasis en el aprendizaje del paciente para generar movimientos como eficientes posibles. Sin embargo, los movimientos deben ser propiedad del paciente y tener experiencia.

En última instancia, sin el manejo del fisioterapeuta, en nuestra clínica de Pozuelo. Los adjuntos a la fisioterapia neurológica se pueden complementar con otras modalidades y complementos tales como la práctica estructurada, el uso de aparatos ortopédicos y de fortalecimiento muscular.

El entablillado y órtesis pueden estar indicados para ganar alineación o buen soporte de peso base para una mejor proximal y actividad del tronco.



Qué se busca mejorar en el paciente

La restricción de las partes del cuerpo afectadas durante una sesión de fisioterapia neurológica en Pozuelo y en Aravaca pueden ser utilizadas para ayudar a la activación de las partes afectadas.

La fisioterapia neurológica se puede utilizar como parte del programa del paciente. Las imágenes mentales se considerarían para cuando no hay suficiente movimiento activo.

El esfuerzo del movimiento lleva a una reacción asociada o sólo genera ineficientes estrategias de los movimientos perjudiciales. O bien donde la fatiga impide la práctica física suficiente.

Se debe mejorar el control postural o ayudar a la actividad recíproca de los miembros inferiores como parte del patrón de la marcha. El fisioterapeuta puede optar por utilizar un tapiz rodante con o sin apoyo del peso corporal.

Esto podría incluir la facilitación para que el patrón sea más eficiente. El fisioterapeuta del método Bobath utiliza una variedad de técnicas de manipulación. La activación de la paciente puede hacer el movimiento necesario y posible.

También incorporar estas formas más eficientes de mudarse a la vida cotidiana.



Una buena fisioterapia bajo un buen diagnóstico

La decisión de utilizar tales ayudas se hace sobre la base de los fisioterapeutas es la detallada observación, análisis e interpretación de la ejecución de tareas funcionales del individuo y un proceso compartido de establecer objetivos con el paciente.

La fisioterapia neurológica se basa en la evaluación del potencial del paciente. Un papel del fisioterapeuta del método Bobath es facilitar el equilibrio y el movimiento selectivo como una base para la actividad funcional.

El profesional de fisioterapia neurológica del método Bobath debe abordar los movimientos de la tarea y la actividad funcional. Siempre con el fin de alcanzar las metas. En la terapia, el movimiento facilita la manipulación y el fisioterapeuta modifica la estructura.

Pretende buscar la independencia del paciente, con el objetivo de dar opciones de movimiento. Así podrá incorporarse a la actividad funcional.

Por ejemplo, el fisioterapeuta no debe dejar a un paciente que deje de caminar. Sin embargo, donde el caminar puede ser perjudicial para su recuperación. El paciente puede ser aconsejado a caminar solo con la facilitación apropiada o ayudas para caminar.

El fisioterapeuta no debe considerar sólo la aplicación de la fisioterapia neurológica para explorar el potencial del individuo. También la participación en actividades sociales, recreativas y de ocio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *